-
-
1 606 m
652 m
0
2,4
4,9
9,71 km

Visad 92 gånger, ladda ned 5 gånger

i närheten av Tielve, Asturias (España)

Iniciamos la ruta en una pequeña campa frente al cementerio, 200 metros antes de Tielve. Allí, un puente de piedra cruza el río Duje y nos introduce en medio segundo a la atmósfera pastoril de la zona. Los primeros 2,5 kilómetros discurren en dirección sur hacia el Cuetu Vierru y los invernales de mismo nombre. Para llegar a ellos, subiremos por una pista bastante ancha rodeada de cabañas de vacas, cabras y ovejas y encontraremos a nuestro paso un par de fuentes (si no traéis, es el momento de conseguir agua ya que más arriba solo podréis derretir algún neveru). Si se madruga, como fue nuestro caso, todavía es posible contemplar la actividad ganadera, el ordeño matutino y la salida del ganado de las cuadras a lo pastos. Qué triste es ser consciente de que nuestro modo de explotación del campo, tan ético como necesario, está desapareciendo…

Con estas y otras tantas reflexiones, llegamos a la Majada Parga, una soleada explanada con alimento suficiente para las cuatro asturianinas que nos encontramos allí y para el torete que las custodiaba. Seguimos subiendo hasta el Cueto Vernil y nos metemos de lleno en el bosque del Monte de la Arandanera. Hay un sendero que, aunque es un poco difícil de encontrar, una vez dentro no tiene pérdida. Ya sabéis que la señal del GPS falla un poco cuando nos sumergimos entre los árboles. Desde nuestra experiencia, os recomendamos levantar la vista del reloj o del móvil cuando surja algún apuro. Es mucho mejor pararse, considerar las alternativas y probar, siempre probar. Solo de esa manera conseguiremos movernos con seguridad y autonomía por la montaña. Además, lo bonito salir a andar es la libertad, ¿no? ¿Para qué limitarla?

Poco a poco vamos ascendiendo y dejando atrás el arbolado para salir a las amplias explanadas y pastos de altura. Desde nuestra posición, después de 2 kilómetros y 400 metros de desnivel más,ya divisamos la cima de Peña Maín, Cabeza la Mesa, a 1612 ms.n.m. y punto más alto de nuestra ruta. En unos minutos llegamos a su cima tras atravesar lo que antaño fueron unos pastos increíbles. No obstante, hoy en día, por la ausencia de ganado, el cortafuegos ecológico, la maleza está ganando terreno.

Arriba del todo nos detenemos a comer. La única pega de la ruta es que, según subíamos, el cielo se iba encapotando poco a poco y, finalmente, las nubes no nos dejaron ver el entorno de Urriellu, que era sin duda el gran aliciente de la caminata. Aun así, las fotos no nos quedaron del todo mal.

Para descender, decidimos salirnos un poco de la ruta marcada para poder explorar. Primero, bajamos por el norte de Cabeza la Mesa y, en dirección noreste, anduvimos por debajo de la Cabezina Quemada. Fuimos poco a poco deslizándonos entre los árboles y haciendo el cabra por algún farallón de caliza que nos encontramos por el camino hasta que llegamos a la Majada Cabeza de la Rasa y a su solitaria cabaña. Después, rodeamos la peña en dirección norte y nos asomamos a unos jitus con unas vistas preciosas a Tielve y al Cuetu Vierru. ¡Una pasada!

View more external

You can or this trail