Tid  en dag 5 timmar 2 minuter

Koordinater 4833

Uploaded den 27 oktober 2017

Recorded april 2017

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
3 503 m
1 252 m
0
6,5
13
26,18 km

Visad 4544 gånger, ladda ned 60 gånger

i närheten av Yerbani, La Paz (Bolivia)

A principios de 1900 y hasta mediados de ese siglo las recuas de mulas cargadas de coca salían de los yungas hacia La Paz no por el camino de EL Choro sino por el camino precolombino del Silluntinkara. El mismo japonés Tajimi Hanamura escapando de la segunda guerra mundial llego a la ex estación de tren en Cotapata e ingreso a Sandillani por el mencionado camino. Con los años este sendero fue perdiendo importancia y dejó de ser mantenido, quedando casi en el olvido, pero desde hace algunos años el sendero fue re abierto y goza de algún mantenimiento esporádico por los guardabosques del parque Cotapata. Esta vez nos propusimos realizarlo en dos días de caminata.

Día 1

Para llegar al inicio del sendero hay que tomar cualquier movilidad hacia Sur Yungas, de la estación de buses Minasa al norte de la ciudad de La Paz. Es Semana Santa y en esta fecha muchas personas salen a caminar (siguiendo la tradición católica de purgar las penas) al camino precolombino de El Choro y otras, a pasar el feriado en Los Yungas, por lo que la estación está repleta incluso siendo las 7 .30 de la mañana. Por suerte encontramos un minibús que está saliendo a Coroico (20bs por persona), lo abordamos. El inicio del sendero esta a un par de kilómetros pasando el pueblo de Unduavi cerca al desvió a Nor Yungas aproximadamente a 45 minutos de la ciudad. El chofer conoce la entrada y nos indica, además de que ahora hay una caseta y un mapa informativo a la entrada por lo que es muy fácil hallar la entrada. En la caseta acomodamos bien las mochilas y comenzamos la caminata a las 9 en punto de la mañana. En la entrada hay un cartel que dice “puente en mal estado entrar bajo su propia responsabilidad” dudamos unos segundos pero por ser temprano y estar bien equipados decidimos aventurarnos.
La entrada es una subida con bastante pendiente aproximadamente unos 100 mts hasta agarrar un sendero más ancho y con una pendiente mas cómoda, mientras subimos al fondo se ve la cordillera real, es casi final de la época de lluvias por lo que las cordilleras están nevadas junto al paisaje sub tropical andino nos dan una muy linda bienvenida. A la media hora encontramos un empedrado junto a obras hidráulicas en muy buen estado de conservación me impresiona ver la ingeniería prehispánica tan cerca de la ciudad pero tan poco conocida. Mientras el empedrado aparece y desaparece llegamos a La Apacheta. En la apacheta hay una explanada grande donde existen lugares para acampar si es que uno sale tarde, aquí también si uno sigue por el filo del cerro se encuentra con el otro sendero Chojllapata o Coscapa. Tener cuidado porque ese sendero no es transitado y no hay agua. Nosotros descansamos un rato de la subida con una pequeña merienda y nos preparamos para seguir, la continuación del sendero esta señalizada y es bajando el cerro Sillutinkara adentrándose en los yungas

Comenzamos a descender, el sendero deja de estar en tan buen estado y se va cerrando poco a poco, tenemos que sacar el machete para abrir paso. El barro es abundante, mis botas rápidamente quedan totalmente mojadas. A las pocas curvas de la bajada uno entra de golpe a la selva tropical de los yungas la humedad del ambiente y el calor se sienten rápidamente. Mientras caminamos vemos algo de basura (no sé porque la gente en Bolivia es tan irrespetuosa con el medio ambiente) cuando vemos que más adelante hay una familia que también entró por el Sillutinkara. Los pasamos justo en un salto de agua muy hermoso en el rio San Juan. Mientras caminamos hay una gran cantidad de bambú, bromelias y helechos. Estamos en el territorio del oso Jucumari se dice que es muy común ver sus huellas en el barro, nosotros solo vimos una. Mientras más caminamos existen pequeños derrumbes y una gran cantidad de arboles caídos algunos se los tiene que pasar por encima y otros por debajo arrastrándose, al tener una mochila alta a cada rato se quedaba enganchada por alguna rama de estos obstáculos. La caminata se torna lenta y agotadora y sumado a la gran cantidad de lodo que a ratos cubren totalmente las botas es desgastante. Encontramos una bajada que conserva todavía algo del empedrado original, al no tener paso le creció musgo y es muy resbaloso. Como siempre la bajamos teniendo cuidado de las rodillas. Después de 2 horas de caminata cerca a medio día llegamos al famoso “puente”. El puente no son más que 3 troncos puestos en horizontal para cruzar un tramo de 4 metros de largo por 3 de alto, el fondo es un cauce seco de roca por lo que es muy peligroso caerse. Como todo estaba húmedo, tronco y botas no era prudente pasarlo parado. Yo lo pase tipo comando de rodillas y mi esposa de cuclillas. Una vez cruzado el “puente” todavía con la adrenalina del paso me sentí más tranquilo de poder continuar. A paso lento esquivando los arboles caídos llegamos al rio San Pedro donde almorzamos nuestros sándwiches y descansamos a la 1 de la tarde, nos quedamos media hora en un lugar muy paradisiaco el rio trae un brisa fresca.

Continuamos lento por los árboles caídos, usando el machete, existen algunos lugares claros en plena selva que son usados para acampar de emergencia, en 2 horas llegamos al rio Carmencita, es extraño porque parecía que el sendero terminaría ahí, va a chocar a un muro de roca, bajando unos metros aparece el cause del rio por debajo de nosotros y a la derecha re aparece el sendero. A la media hora escuchamos el fuerte cause del rio Carmen, el más grande del recorrido por que llovió unos días antes y se encuentra caudaloso, lo vadeamos con extremos cuidado por su parte superior, tuvimos que mojar completamente las botas. Una vez que lo cruzamos comemos un pequeño refrigerio repostamos agua y pensamos si acampar en el siguiente claro o llegar a la meta del día en Sandillani, ya son las 4 de la tarde y el cansancio se hace notar. Decidimos continuar y ver el estado del camino.

Continuamos y a pesar de que el sendero se encuentra cubierto con helechos ya no hay barro y la cantidad de arboles caídos es menor, por lo que al fin tomamos un paso constante. A las dos horas comienza a anochecer y la sensación de soledad es única e intimidante, a la derecho veo la cascada antes del rio coscapa en el otro sendero por lo que deduzco que nos estamos acercando. En el gps vemos que aun faltan unos dos cerros mas para llegar al cruce del camino de El Choro. Al poco tiempo encendemos las linternas y continuamos con paso firme, ya no hace falta usar el machete. Se que cerca al cruce en este sendero hay ruinas prehispánicas de la comunidad originaria del Sillutinkara pero como ya es oscuro no se ve nada, de pronto una luz al fondo me alerta, es el fogón de un campesino en el cruce del camino de El Choro. Caminamos un poco más y a las 19:30 aproximadamente, llegamos a Sandillan. Nos registramos con los guardabosques, somos los segundos en llegar por este sendero después de una pareja de extranjeros. Entramos al camping del difunto japonés. Armamos la carpa y bajamos a comer algo, Sandillani por ser esta fecha está repleta por lo que se puede encontrar una pequeña variedad de platos de comida. Comemos unos sándwiches de huevo y nos vamos a dormir. Al par de horas cae una llovizna que pacifica el lugar.

DIA 2

Nos despierta muy temprano el encargado del camping para cobrar la noche de 20 bs por carpa. Nos alistamos y nos percatamos que habíamos pasado la noche casi en la puerta de la casa del japonés. Vamos a visitar su tumba que está a un par de metros. Y bajamos a asearnos en su vertiente y comer un rico desayuno de café con leche y sándwich de huevo que nos vende una señora (precio por sándwich de huevo 7 bs, taza con agua caliente 2 bolivianos).

La bajada ya es conocida así que repostamos agua y comenzamos a descender a buen paso a las 9 de la mañana, el camino está repleto de gente a la hora y media pasamos por las ruinas del que fuera el pueblo colonial de Huancane, sus pozas de agua son muy simpáticas. A la hora y media más llegamos a la población del Chairo al lado del hermoso rio Huarinilla. Justo en la llegada por ser esta fecha de feriado hay una parrilla que vende pollo. Entramos y acompañamos el plato con un refrescante jugo de lima. El Chairo igual que Sandillani esta lleno hay buses que salen directo a La Paz por 25 bs. Lo normal es ir hasta Coroico o Santa Barbara y de ahí recién tomar una movilidad a La Paz. A las 3 horas ya estamos en La Paz listos para ir a nuestra casa.

El camino no es un ruta comercial por lo que es altamente recomendado llevar machete y unas buenas botas. El repostamiento de agua no es un problema por la gran cantidad de ríos, riachuelos y vertientes de este. Se podría acampar cerca al rio Carmen para que la caminata sea más relajada. Un mes después de que realizamos dicha aventura se organizo una carrera tipo trail running por este sendero por lo que mejoraron el puente, limpiaron el sendero y algunos arboles caídos. Para saber cómo se encuentra este, se le puede preguntar a los guardabosques del parque Cotapata. Hermosa aventura y el paisajes único se queda grabado en mi retina.
Bus stop

Inicio del sendero Silluntikara

En este lugar existe una caseta y un mapa informativo muy bueno donde existe información de la fauna y flora ademas de los distintos tipos de pisos.
Arkeologisk lokal

Empedrado Prehispanico

tältplats

Apacheta Silluntinkara

Explanada de camping con muy linda vista a pesar de que no tiene fuente de agua a pocos metros mas abajo hay vertientes. Aquí también es la bifurcación al otro sendero del Chojllapata
Flod

Rio San Juan

Lo mas lindo de este rio es su salto de agua. Para llegar hasta su base hay que caminar unos 10 metros sobre el rio.
Bro

Puente Sullitinkara

Puente de troncos para pasar un cause de rio seco
Flod

Rio San Pedro

Flod

Rio Carmencita

Rio que hace parecer que el camino termino
Flod

Rio Carmen

EL rio mas caudaloso del trayecto
Crossroads

Cruze con el camino de El Choro

tältplats

Sandillani

Ruin

Huancane

Los restos de un pueblo abandonado colonial
Bus stop

Comunida de El Chairo

4 kommentarer

  • Bild av Gato Andino

    Gato Andino 2018-apr-23

    I have followed this trail  View more

    Muy linda ruta, gracias por compartir

  • German_Callisaya 2018-jun-04

    I have followed this trail  View more

    Experiencia única, recomendable para aquellos que les guste tranquilidad y reflexión, Por favor recomendar no echar basura!!!

  • orozcox.victor 2018-okt-01

    I have followed this trail  View more

    2 days 1 night were enough, amazing quick experience !

  • Bild av Pablo A. Bernal

    Pablo A. Bernal 2018-dec-17

    I have followed this trail  View more

    La ruta no es difícil de seguir pero es poco transitada por lo que está un poco descuidada. Hay que tener cuidado cuando se la realiza en epoca húmeda (Nov, dic, ene y feb,)

You can or this trail