-
-
2 105 m
1 224 m
0
4,4
8,8
17,57 km

Visad 109 gånger, ladda ned 7 gånger

i närheten av Navarredonda, Madrid (España)

Hoy Peter, Ris y yo vamos a hacer una ruta que parte del Valle de Lozoya y nos va a subir hasta los montes Carpetanos, subiendo por la Chorrera de Reajocil y bajando por la de San Mamés. La ruta es larguita y arriba seguro que hay nieve, por lo que hay que tomarla con calma.
Aparcamos en Navarredonda y salimos del pueblo hacia el Oeste por el Camino de Lozoya. A los 400 metros tomamos una senda que discurre en paralelo por arriba del Camino de Lozoya, pero que va al mismo sitio, de hecho a los 2 km se unen. En la unión continuamos por la senda, dejando el Camino, y empezamos a ascender siempre en dirección Oeste atravesando un precioso bosque de roble melojo. Nos metemos de lleno en la zona de Término de Baños y comenzamos a cruzar arroyos, unos más fáciles de cruzar que otros, pero todos espectaculares. Aquí la senda se pierde en algunas ocasiones pero finalmente llegamos al cauce del Arroyo del Reajo Sastre, que es donde se encuentra la Chorrera de Reajocil. Tiene un salto de agua enorme que está metido en una garganta estrecha y que para verlo bien hay que pasar a la otra orilla desde la parte alta de la cascada y bajar de nuevo. Intentamos cruzar por la parte baja pero la cantidad de agua y de maleza no nos lo permitió. Esta chorrera es una preciosidad tanto por su caudal como por la zona en la que está ubicada, completamente salvaje. Poca gente tiene que venir aquí.
Desde la chorrera tomamos dirección Norte remontando las laderas del Reajo Sastre (1.684 m) hasta cruzar de nuevo el arroyo un kilómetro más adelante y unos 160 metros más arriba para desviarnos a la derecha, Este, hasta llegar a una pista que faldea los Montes Carpetanos. Enseguida llegamos a un cortafuegos que sube, en dirección Norte, directo hasta la cuerda. Si no se quiere subir hasta las cumbres se puede continuar por la pista hasta el Arroyo del Chorro y bajar por la Chorrera de San Mamés. Pero nosotros decidimos subir confiados porque en este punto hay poca nieve, aunque el cortafuegos se ve casi blanco. Tras más de 300 metros de desnivel y con la nieve por los tobillos llegamos a la cuerda de los Carpetanos. Menos mal que aunque hay viento no es muy exagerado. Tomamos la cuerda hacia la derecha y a los 400 mtros nos desviamos un poco hacia el Norte para buscar un par de lagunas cimeras que hay por aquí. Resultó ser un error porque las lagunillas estaban cubiertas de hielo y nieve y se andaba fatal entre los piornos nevados. Aquí arriba las únicas huellas que hay son las de la fauna salvaje, corzos y zorros y nuestros pasos se complican cada vez más. Constantemente metemos la pata entre los hoyos de los piornos y la marcha resulta bastante incómoda. Nos acercamos hasta el vértice geodésico del Reajo Alto (2.099) y tras disfrutar brevemente de las vistas decidimos continuar para evitar el viento. La idea original era continuar por la cuerda hasta Lomo Gordo, pero el viento y la complicación de la nieve nos hizo pensarnoslo mejor y decidimos bajar hasta encontrar la pista. Cada dos pasos la nieve cedía y nos enterrábamos hasta la rodilla haciendo la marcha lenta e incómoda. En el kilómetro que nos separaba de la pista puede que tardaramos media hora. En ese kilómetro descendimos 200 metros y al llegar a la pista alta decidimos cortar campo a través hasta la pista baja por el margen izquierdo del Arroyo del Chorro. Otros 200 metros más abajo llegamos a la pista siguiente y procedimos a hacer lo mismo que en la otra, solo que esta vez sale una senda a los pocos metros de andar por la pista.
Unos 600 ó 700 metros adelante llegamos a la parte alta de la impresionante Chorrera de San Mamés a unos 1.500 metros de altura. El salto de agua es de 30 metros y está considerada como la más grande de la Comunidad de Madrid. Tiene tres miradores acondicionados para ver su caida, uno arriba, otro abajo y otro un pelín más apartado que permite ver todo el conjunto. La verdad es que es impresionante, sobre todo en un día como hoy que lleva un caudal importante, pero a mi me gustó más la de Reajocil, seguramente porque es mucho más agreste y te aporta mejores sensaciones. Digamos que es más aventurera que esta.
Desde aquí ya solo queda tomar el sendero de bajada y desviarnos a un kilómetro hacia la derecha, abandonando el arroyo, para tomar el bonito y tranquilo camino de Navarredonda.
18 km, 900 metros de desnivel y 7 horas después llegamos al coche con una tunda importante, pero con una ruta espectacular en la mochila.
A por una cervecita bien ganada a Gargantilla.
Salud y al monte !

Kommentarer

    You can or this trail