Tid  3 timmar 31 minuter

Koordinater 268

Uploaded den 3 augusti 2017

Recorded juli 2017

-
-
347 m
263 m
0
0,7
1,4
2,74 km

Visad 841 gånger, ladda ned 27 gånger

i närheten av Sofaïa, Guadeloupe (Guadeloupe)

Bueno, este verano las obligaciones familiares me han llevado hasta la isla francesa de Guadalupe, en el Caribe. Esta ruta es calificada en los prospectos locales como de dificultad media (apta para senderistas en buena forma física) pero en España sería de dificultad “difícil” para mis condiciones físicas; nunca he recorrido tres kilómetros con tantas dificultades.

Hay dos características que hacen que sea así: una es que hay que atravesar un río para llegar a la cascada ( y los carteles advierten que en épocas de lluvia intensa puede ser peligroso cruzarlo) y otra es que las cuestas son muy fuertes. No os dejéis engañar por el desnivel acumulado, que parece poco, ya que las subidas llegan al 20% pero lo que es peor, las bajadas llegan al 25%. Y lo que es peor que peor, que la humedad es del orden del 90% y el suelo es arcilloso y tremendamente resbaladizo, ya que casi siempre está lloviendo aunque yo tuve la suerte de que el agua caía en poca cantidad aunque con frecuencia. El track no es necesario que lo descarguéis y además veréis que la señal oscila mucho. Y otra cosa: en la foto aérea la cascada no está señalizada en el sitio correcto, sino mucho más abajo (Le saut des trois Cornes). El sitio correcto es al que se llega con el track adjunto

El camino está balizado ya que pertenece a una de las rutas oficiales del parque de la Basse Terre (nombre de la isla situada a la izquierda de las dos que componen el grueso del archipiélago de las Guadalupe) y en las cuestas muy fuertes hay los típicos tablones clavados verticalmente que si no sirven mucho como escalones, evitan que la tierra se deslice hacia abajo. Llevaos los bastones y calzado apropiado. No me imagino que alguna vez el terreno esté seco y, claro está, preparaos para cruzar un respetable río con agua hasta las rodillas en algún tramo.

Con todas estas advertencias, salimos del aparcamiento de los Baños de la Sofaïa y empezamos a andar por el sendero de la izquierda (el de la derecha es el retorno de la senda larga). Al poco veréis que hay una bifurcación por la izquierda (wpt001) con una marca de una aspa amarilla, señal internacional de no coger ese camino. En realidad es el camino por el que volveremos nosotros (no el de la senda larga) y podéis seguirlo, pero yo os aconsejaría que respetarais el sentido oficial.

Al cabo de un kilómetro de pasar innumerables trampas de arcilla resbaladiza, aderezada de piedras húmedas, raíces mil, y haber descendido por una pendiente que en algún caso ha rozado el 20% negativo, llegaréis a una bifurcación (wpt002) donde se señala que a la izquierda se vuelve al aparcamiento y a la derecha se va a la cascada. Seguimos por aquí y enseguida nos encontramos con el río. Si en España me encuentro con eso, no lo cruzo ni de coña, pero no iba a ser que después de cruzar el Atlántico me quedase ahí. Así que metí las cámara y el móvil en una bolsa de plástico y dentro de la mochila y con las botas de marcha y el bastón me lancé al agua. Hay que decir que mi mujer y yo íbamos acompañados de nuestras hijas, lo que nos daba cierta confianza. Lo hicimos mejor de lo previsto, esa es la verdad, y ya en la otra orilla empezamos a subir una pequeña cuesta hasta llegar a la cascada y al pequeño remanso que se formaba a sus pies, sitio donde la gente se bañaba. Con la camiseta totalmente pegada al cuerpo por el sudor y humedad y con los pies nadando dentro de las botas empapadas, volvimos a meternos en el agua tal cual íbamos y así estuvimos un rato. Luego tocó deshacer el camino y volver a cruzar el río; ahora el paso fue algo más difícil porque nos desviamos sin querer unos metros ya dentro del agua, pero lo pasamos. Al hacerlo se ve un cartel que indica una senda a la izquierda que es en realidad el sendero oficial ya que está pensado para ver especies botánicas de la zona, pero nosotros deshicimos el camino hasta el wpt002 que vimos antes y tomamos el camino del parking; no estábamos de humor para recorrer más camino con el riesgo de caídas y además empezaba a llover. El camino que no tomamos era más largo pero no sé qué dificultad tendría. Este era tan jodido como el de ida, pero en sentido subida lo cual era de agradecer. En pendientes pronunciadas prefiero las subidas a las bajadas, aunque aquellas sean del orden del 18% como era el caso.

Al final llegamos bastante cansados y calados, ya que el río lo cruzamos con el calzado de marcha puesto para evitar resbalones. Frío no hacía, eso desde luego. Luego nos metimos en unas duchas que hay en el parking cuyo atractivo es el de ser de aguas sulfurosas, que no sé qué propiedades tendrán pero que olían como cien docenas de huevos podridos.

Una ruta muy curiosa, pero insisto que en esas condiciones era peligrosa y, repito, el río no lo hubiera pasado en España. Arroyos mucho menores que ese río los he cruzado bien protegido con plásticos, así que aquí la cosa fue una aventura. Pero al final se cuenta con alegría y algo de orgullo, oye, que ya no estamos en edad de hacer florituras. Por lo dicho y con el piso tan mojado, la calificaré de difícil para mi nivel

A disfrutarla si tenéis ocasión.
Waypoint

wpt001

Waypoint

wpt002

wpt002

Kommentarer

    You can or this trail