Tid  10 timmar 48 minuter

Koordinater 3783

Uploaded den 25 april 2013

Recorded april 2013

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
699 m
437 m
0
9,3
19
37,12 km

Visad 3576 gånger, ladda ned 80 gånger

i närheten av Logrosán, Extremadura (España)

El texto más amplio, con las fotos insertadas en su lugar, en mi blog:

http://enfilando.blogspot.com.es/2014/02/caminos-de-guadalupe-camino-visigodo-4.html

25 de abril, último día de este Camino Visigodo si todo sale como lo tenemos previsto.

Como todas las anteriores, una noche regular más bien tirando a mala. Hemos dormido en el Hostal Los Rosales, a las afueras del pueblo. razonable en cuanto a dotaciones; el cuarto de baño anticuado. Cenamos y desayunamos en el mismo hostal. Bien ambas cosas.

Jornada larga, de 37 kms. A las 6,15 en pie. Ducha y bajamos a desayunar. A las 7,30 estamos saliendo del Hostal. Seguimos la carretera EX–102, que viene de Guadalupe y va a Cáceres bordeando Logrosán.

Según bajamos hacia la Estación de Ferrocarril vemos a nuestra derecha la silueta del Pozo Calle, uno de los filones de la Mina Costanaza.

Información sobre la Estación de Ferrocarril de Logrosán, en el correspondiente waypoint.

Regresamos al inicio del parque que cruzamos antes de llegar a la Estación para salir al camino que ha de llevarnos a Cañamero.

El paso de la carretera CCV–224 no supone ningún obstáculo, pues apenas si tiene circulación, al menos a la hora en que pasamos nosotros.

El Arroyo de Pascual Sancho se cruza en nuestro camino. Unas piedras pasaderas, a la derecha del camino, nos ayudan a salvar el obstáculo sin problemas.

Nos encontramos con un puente para el paso del ferrocarril. Nada mas cruzarlo por debajo hemos de girar a la izquierda.

El trazado del ferrocarril ha descrito una amplia curva desde que pasamos por debajo del puente y volvemos a encontrarlo de nuevo 2,5 kilómetros más adelante. En esta ocasión es el trazado el que pasa por debajo del puente. Pocos metros más allá del puente, cruzamos sobre el Arroyo de las Huertas del Pasadero.

Desde hace rato quedan a la vista las dos siluetas más predominantes del entorno de Cañamero: el Castillo y el Risco Gordo, en la Sierra del Pimpollar. Con una separación de pocos metros pasamos por dos canadienses

Desde hace ya un buen rato la “vía verde” que va sobre el antiguo trazado del ferrocarril discurre paralela al camino por el que nosotros vamos. Al pasar el segundo paso canadiense decidimos cruzar un pequeño campo y recorrer los siguientes metros por la Vía Verde, así como dejar constancia aquí, en esta crónica, que resulta más lógico hacer el camino por la Vía Verde desde el puente sobre el antiguo trazado de la vía por el que pasamos un kilómetro más atrás o, al menos, desde el Arroyo de las Huertas del Pasadero, son muchos kilómetros los que quedan por recorrer y pensamos que resulta innecesario este sube-y-baja continuo, siendo así que el otro camino discurre paralelo y muy próximo.

Poco después encontraremos una planta de energía solar. Pasada la planta fotovoltaica hemos de cruzar la carretera para dirigirnos a Cañamero. Existe un paso elevado. La subida a Cañamero es pronunciada. El camino de entrada a Cañamero es precioso, entre olivos y siempre con El Castillo y el Risco Gordo delante de nosotros.

Antes de entrar en el pueblo encontramos la Ermita y la Fuente de Santa Ana. El agua de la fuente es potable, está fresca y sale con mucha fuerza.

Dejo constancia con el waypoint correspondiente de un lugar donde se puede conseguir vino y miel de excelente calidad.

Nos detenemos un momento en lo alto del pueblo para tomar fotos de las estupendas vistas que hay desde allí. Se aprecia sin ninguna dificultad la Sierra de San Cristóbal, el Embalse del Río Ruecas y el Embalse de Gargáligas.

Son algo más de las 11 de la mañana y tenemos por delante, todavía, 22 kilómetros hasta llegar a Guadalupe. Desde donde estamos tenemos que bajar hasta el cauce del Río Ruecas y vamos a tener desniveles de hasta un 26% nada menos por lo que nos lanzamos a ello teniendo ya a la vista, al otro lado del valle, la Sierra de Puertollano, a la que habremos de ascender a continuación.

Cuando llegamos abajo, caminamos por el margen derecho del Río Ruecas durante un buen rato, quedando entre el río y nosotros un pequeño prado. Cuando un poco más adelante volvemos a encontrar el río, un pequeño puente nos ayuda a cruzarlo al otro lado.

La llegada a lo alto del puerto de Puertollano (800 mts) se realiza a través de un túnel hecho con piezas de hormigón prefabricado que pasa por debajo de la carretera. Resulta cómodo cruzas así la carretera y el túnel, a diferencia de lo que suele ser habitual en este tipo de pasos, está perfectamente limpio y conservado y hasta resulta bonito.

También es aquí, en este Puerto situado entre Cañamero y Guadalupe, donde se localiza la “Falla de Puertollano”. Se encuentra al borde mismo de la carretera y ha venido a ser uno de los importantes “geositios” del Geoparque Villuercas-Ibores-Jara. (Ver información más amplia en el waypoint correspondiente).

Desde el “Balcón de Puertollano”, sito allí mismo, al lado de la carretera y siguiendo nuestro camino, se ve el sitio hasta donde llegó el ferrocarril, justo después de haber atravesado un pequeño túnel. Es el llamado “Apeadero de Berzocana”. No tuvimos la oportunidad de bajar hasta allí, pero sí se ven los andenes del apeadero y cuatro construcciones que, supongo, estarán tan abandonadas (o más) que la de Logrosán. A lo lejos grandes picos de las Villuercas.

Cuando salimos del Balcón son las 13,45. Nos parece pronto para comer, pero llevamos recorridos 22 kilómetros y nos quedan aún otros quince para llegar a Guadalupe.

Los siguientes kilómetros pasamos por una zona que fue duramente castigada por el fuego en 2005, en que ardieron 9.900 hectáreas, desapareciendo castañares, pinares, olivares, frutales, dehesas y monte bajo. Se ve que ha habido una repoblación, pero los pinos que se plantaron son todavía muy jóvenes. Entre ellos observamos los troncos de los árboles que se quemaron

Tras caminar un buen trecho por un trozo de camino con barandilla de madera a un lado, aparece a nuestra vista un lugar precioso: el Río Silvadillo hace un giro y se cruza con nuestro camino. Un puente de madera ayuda a cruzarlo y una agradable zona de césped invita al descanso. Así, cuando ya habíamos desistido de ello, encontramos un lugar con todas las características que pedíamos.

Son las 14,45. Hemos venido a un ritmo algo más fuerte del que solemos traer, pues hemos recorrido estos cinco últimos kilómetros en una hora exacta.

Decidimos detenernos y disfrutar de la comida, del sitio y del agua del río. El sitio nos parece estupendo, aunque mucha sombra no hay y el sol está en todo lo alto y apretando.

Como circulan muchos bulos sobre si es bueno o no lo es meter los pies en agua fría cuando se está de caminata y se debe seguir caminando nos dijimos que no hay nada mejor como tener la experiencia propia y poder hablar por uno mismo. Procedimos a descalzarnos y, poniéndonos debajo del puente, única sombra de que disponíamos, remojamos los pies un buen rato.

El resultado de la prueba es que el agua fría le sienta de maravilla a los pies cansados y un poco hinchados. Pudimos volver a calzarnos sin ningún tipo de problema y la marcha posterior se desarrolló con toda normalidad.

Quizá por el relax que la hora y media de descanso nos había proporcionado, bajamos un poco la guardia en cuanto la atención al camino que deberíamos andar. El caso es que a 1,5 kms. del área de descanso teníamos que haber cogido una desviación a la izquierda en un ángulo de 90º. El bienestar, la charla fraterna y que nos encontramos que el camino seguía en una cuesta abajo… nos lanzamos por ella. Al llegar abajo habían unos paneles informativos y, al leer en ellos, Pepe se dio cuenta de nuestro error, por lo que volvimos hacia atrás por un camino paralelo para tomar

El tiempo ha corrido. Son las cuatro de la tarde, bien pasadas. El calor aprieta, los kilómetros pesan y aún nos quedan otros 8 kilómetros para llegar a Guadalupe. Pepe y yo nos “conjuramos” para acelerar el paso, hacer menos fotos, poner menos waypoints y tratar de cubrir esos 8 kilómetros en menos de dos horas.

Cuando sólo nos quedan 5 o 6 kilómetros nos preguntamos cómo es posible que no divisemos todavía Guadalupe. Hemos comenzado a descender, por lo que han desaparecido de nuestra vista algunos collados que podrían taparnos la vista de nuestro destino.

De pronto, en un momento dado cuando el camino hace una pequeña curva, Guadalupe queda a la vista. Con la alegría de divisar nuestro destino, después de cuatro días de marcha, parece que el cansancio se nos viene de golpe encima, especialmente a mi.

Aceleramos el paso, deseando llegar y constatando que vamos a entrar en Guadalupe “por abajo”, con lo que nos quedará, para rematar estas jornadas, la dura subida de un último repecho.

Apretamos el paso, entretenidos en nuestra conversación y tras pasar por una rotonda en la que confluyen varios tramos de carretera, tomamos el camino empedrado que, por pasando por debajo del viaducto, nos lleva al pueblo.

El viaducto formaba parte de la línea de ferrocarril a la que ya he aludido. Se construyó para salvar el paso sobre el río Guadalupejo y fue concluido en 1959.

Justo antes de iniciar la subida cruzamos el Guadalupejo en un lugar precioso, donde un pequeño puente nos ayuda al paso.

Enseguida nos propusimos llegar a la basílica, saliéndonos al paso la Fuente de los Tres Chorros que, junto con la de la Plaza principal de Guadalupe es la fuente más importante y de mayor significación urbana. En torno a ella y a la plazuela en que se ubica se articula la trama arquitectónica de la “Puebla Baja”. Actualmente está conectada a la red de suministro de agua del pueblo, pero antiguamente lo estuvo a la red de fuentes del “Arca del Agua”, de la que era una de sus terminales principales, apareciendo así en el esquema del códice medieval.

Unos pocos pasos más nos llevan a la plaza principal de Guadalupe, ante la Basílica, fin de estos días de ruta fraterna.

View more external

Bro

Puente sobre la vía del ffcc

Por debajo del puente pasa el trazado del ffcc, actualmente inundado de agua
Waypoint

Inicio subida al Puerto de Puertollano

Waypoint

Inicio subida al Puerto de Puertollano

Waypoint

Inicio subida

Flod

Arroyo de Pascual Sancho

Tiene pasaderas para cruzarlo
Waypoint

-No Name-

Waypoint

Inicio subida

bild

Ruinas

Un amable lector del blog donde también se refleja esta ruta, me hace llegar el siguiente comentario respecto a estas ruinas: ------ Ésa que llamáis hacienda o casa solariega a unos 6 Km de Guadalupe no es otra que los restos de la antigua explotación pecuaria de La Dehesilla o La Gañanía, una de las muchas granjas con las que contaban los jerónimos, hasta su exclaustración en la década de 1830, para el abastecimiento del monasterio y del continuo trasiego de peregrinos. Recordemos que éstos podían gozar de hasta tres días de estancia y manutención tras su arribada a la santa casa, incluyendo una libra de carne diaria. A su partida, además, se les proveía para el camino de regreso de una cierta cantidad de pan, vino y tasajo, amén de un par de zapatos, fabricados en los talleres del propio monasterio, tal y como se regogía en las ordenanzas al efecto. Aprender debería algún franciscano de los que gobiernan actualmente el cenobio, que no pocas veces tratan al peregrino con incomodidad manifiesta (y hablo de mi propia experiencia como tal). La copiosa afluencia de peregrinos de las que hablan las crónicas obligaba al monasterio a una ingente producción agropecuaria, para la cual llegaron a emplear a una plantilla de hasta setecientos trabajadores en las distintas granjas que poseía; trabajadores que, dicho sea de paso, gozaban de una especie de régimen de seguridad social pionero en la época. Otras granjas eran Malillo (Zorita), El Rincón (Navalvillar de Pela), San Isidro (Madrigalejo), La Vega (Campo Lugar) y, más conocida, Valdefuentes (que debisteis de ver en lontananza en esta misma ruta). Las ruinas de lo que os pareció casa solariega -tan sólo los restos de un paño de fachada, a pique de desplomarse- era la residencia del monje encargado de la explotación, que servía a las veces de lugar de retiro para parte de la comunidad en lo riguroso del verano o del invierno. La próxima vez que andéis por allí, fijaos en los restos de decoración y adivinaréis en las molduras esquemas que se repiten en la fachada de la basílica de Guadalupe. El Diccionario Geográfico de Madoz aún menciona a La Dehesilla como núcleo de población estable dependiente de Guadalupe, a mediados del s. XIX. Un saludo muy cordial.
Flod

Arroyo 1

berg

Puerto de Puertollano (800 mts)

En la web http://www.geoparquevilluercas.es hay una entrada concreta en la que se alude a esta falla. De allí tomo el siguiente texto y el gráfico que inserto: “El Puerto Llano de Cañamero se encuentra entre las localidades de Cañamero y Guadalupe. Se accede fácilmente por la carretera comarcal EX-102 hasta el cruce con la comarcal EX- 116. La falla se localiza debajo de un potente manto de coluviones de la Sierra de Belén, donde se observan las cuarcitas armoricanas, intensamente trituradas en una amplia y profunda banda milonítica. Al encontrarse la zona visitable muy cerca de la carretera y en plena curva, resulta muy peligroso permanecer en ella y sobre el arcén más cercano. Se recomienda hacer la observación desde el arcén opuesto y fuera de la carretera. Interpretación geológica Esta gran falla tectónica de dirección transversal al plegamiento, fue originada por la Orogenia Alpina a mediados del Cenozoico (Era Terciaria) y determinó el hundimiento de la extensa depresión situada al sur de Las Villuercas y que ocupaba las actuales Vegas Altas del Guadiana. Sobre esta depresión se formó un enorme lago tectónico (“Lago Sereniano”) que se rellenó de sedimentos arcillosos durante el Mioceno y finalmente, en el Plioceno se colmató con los materiales aluviales de las Rañas. (Se adjunta entre las fotos de este Waypoint el esquema tectónico elaborado por el Dr. Gerardo de Vicente de la UCM) Esta falla que recorre todo el flanco sur de Las Villuercas está parcialmente oculta por los depósitos de las Rañas pero tiene su expresión tectónica en las Sierras de Las Paredes y de Los Poyales (Bloque elevado de Garciaz).”
bild

Balcón de Puertollano

Balcón de Puertollano
vatten

Ermita y fuente de Santa Ana

Ermita y fuente de Santa Ana
Crossroads

Puente FFCC - Izda

Pasar por debajo del puente y girar a la izquierda
Crossroads

Cruce Ctra. CCV-224

Cruce
Waypoint

Estación FFCC Logrosán. Camino verde

La “Estación de Ferrocarril” de Logrosán no fue nunca, en realidad, Estación de Ferrocarril. Su origen data de la primera mitad del siglo XX. En 1926, durante la dictadura de Primo de Rivera, se aprobó el proyecto de construcción de un Ferrocarril que fuera desde Talavera de la Reina a Villanueva de la Serena: el “Tren de la Jara”. La de Logrosán era una de las estaciones intermedias. La realidad es que los fondos se agotaron y ni durante la República ni en los años 50, en que el proyecto se reanudó, fueron capaces de continuar con las obras que, tropezaron además con el encarecimiento debido a la “Falla de Puertollano”, que añadió a la económica la dificultad técnica de tunelar bajo el Puerto de Puertollano (se preveía un túnel de 1.363 metros), que finalmente acabó con el proyecto mediante Orden Ministerial de 22 de septiembre de 1962. El Ministerio de Obras Públicas había entregado el proyecto y las obras a Renfe en 1956. Aludiré a la “Falla de Puertollano”, responsable en un alto porcentaje de que la línea no se hiciera, al llegar al Puerto de Puertollano. Lo que vemos hoy es lo que queda de lo que se construyó en su momento. Su estado es de absoluto abandono.
Flod

Aroyo de las Huertas del Pasadero

Aroyo de las Huertas del Pasadero
Flod

Río, puente y área de descanso

Río, puente y área de descanso
Crossroads

Derecha

Waypoint

Salida Logrosán

Hostal los Rosales. A la entrada del Polígono Industrial de Logrosán. Buena relación precio calidad, pero el baño de la habitación es anticuado y muy pequeño. Cena y desayuno bien.
bild

Primera vista de Guadalupe

vatten

Fuente con jubilados

Fuente con jubilados
vatten

Fuente 1

Fuentes 2 y 3 en Cañamnero
Waypoint

Miel

Waypoint

Canadiense 1

Canadiense
Crossroads

Derecha

Waypoint

Canadiense 2

Canadiense
vatten

Fuente de los Tres Chorros

bild

Instlación de energía solar

Instlación de energía solar
Crossroads

Cruce carretera

Cruce carretera
Bro

Puente peatonal

Puente peatonal
Flod

Río Ruecas 1

Río Ruecas
Flod

Río Ruecas 2

Río Ruecas

14 kommentarer

  • Bild av friz55

    friz55 2013-apr-29

    Bella tappa, complimenti!

  • Bild av Manbema

    Manbema 2014-feb-07

    Bonita y dura etapa, Dalits.

  • Bild av Crispal

    Crispal 2014-feb-07

    I have followed this trail  View more

    Durísima para hacerla en una sola jornada. Lo suyo, para evitar tranto esfuerzo, es seguir el esquema de Itinere. De todos modos, bien descrita y documentada.

  • Bild av Mirafrin

    Mirafrin 2014-feb-07

    I have followed this trail  View more

    Magnífica crónica, Dalits, aunque mejor la que reflejas en el blog.

  • Pasosligeros 2014-feb-07

    Preciosa ruta. Escobas, jaras, amapolas, verdes impresionantes,
    agua cristalina, paisages preciosos... cuanto disfruto de tus paseos por mi querida Extremadura. Gracias. Tal como lo cuentas hasta las horas de comida sabemos. Que grande eres, quiero decir que grandes soys.

  • Pasosligeros 2014-feb-07

    Muy interesante, precioso paseo a pesar bastante difícil para mi. Sólo por la belleza que desprende, merece el paseo. Gracias por compartir.

  • Bild av jubilado

    jubilado 2014-feb-08

    I have followed this trail  View more

    Descripción excelente y sobrada cuya información gráfica ilustrará adecuadamente a los interesados. Puede dividirse fácilmente en dos etapas cuando quiera reducirse el nivel de dificultad.

  • Bild av Pelopua

    Pelopua 2014-mar-07

    Definitivamente, tras leer la ruta completa. Creo que merece la pena planteárselo, aunque en uno o dos días más. Creo que apretásteis mucho el paso para sacar esa media.

    Buena descripción.

  • Bild av Cocinilla

    Cocinilla 2014-maj-07

    He disfrutado enormemente con el relato de las cuatro etapas. Me ha dejado un magnífico sabor de boca. Escribes bien, Dalits, realmente bien. Felicidades.

  • Bild av Depuntillas

    Depuntillas 2015-apr-15

    He disfrutado leyendo las cuatro etapas de vuestro Camino Visigodo y me has creado las ganas de realizarlo, completo, en cuanto me sea posible. Como te decía al comentarte otra etapa, describes de maravilla, con exactitud y una gran ameneidad. Los aportes fotográficos, magníficos. Gracias.

  • Bild av Parian

    Parian 2015-maj-10

    En el bote, Dalits. Hemos comentado sobre la longitud de esta etapa y los esfuerzos que supone. Por las fechas para las que la tenemos programada (finales de octubre o primeros de noviembre) confiamos en que no haga demasiado calor y podamos llevarla a cabo en toda su extensión y de una sola vez. ¡¡Gracias por el esfuerzo de describir y pormenorizar con tantísimo waypoint! Nos van a venir de maravilla.

  • Bild av Dicaru

    Dicaru 2015-maj-10

    He quedado encantado con la descripción. No solo del recorrido, que ya es fundamental para un entorno senderista sino, y muy especialmente, por las vivencias que vuelcas en tu crónica. Ya he comprobado que "te mojas" en ese aspecto habitualmente, lo cual es de agradecer. A veces veo descripciones estrictamente técnica. La frescura de tus descripciones son gratificantes. Felicidades.

  • Bild av Achiper

    Achiper 2019-feb-13

    Excelente información ¡buen trabajo!
    Yo estoy interesado en esta etapa
    Gracias.

  • Bild av Achiper

    Achiper 2019-feb-13

    Información y buen trabajo.

You can or this trail