Ladda ned

Avstånd

23,98 km

Höjdökning

201 m

Svårighetsnivå

Medel

Höjdsänkning

186 m

Max höjd

784 m

Trailrank

21

Min höjd

662 m

Ledtyp

Ej i slinga

Tid

en timma 12 minuter

Koordinater

893

Uppladdad

15 augusti 2021

Registrerad

mars 2021

Avancerade filter

Filtrera genom att ange månad eller datum. Hitta leder enbart från personer du följer.

Skaffa Wikiloc Premium Uppgradera för att slippa annonser
Avancerade filter Avancerade filter
Var den första som applåderar
Dela
-
-
784 m
662 m
23,98 km

Visad 21 gånger, laddats ned 2 gånger

i närheten av Zamora, Castilla y León (España)

Hace unos días, en misión ultrasecreta, me acerqué hasta la zona prohibida, el área 51 del sendero de la cárcel, donde el dueño de la finca ha puesto un par de vallas para cortar el paso. Lo hice a pie para explorar el terreno buscando alternativas y descubrí que ya había gente que había tenido la misma idea, porque se veía un incipiente sendero que sale del original y rodea las vallas. Ese día me dediqué a pasear por allí, buscando las zonas peligrosas y cavando con un palo en el talud para mejorar la parte inicial. Y la segunda parte de aquella misión secreta ha culminado hoy. Y aprovechando que sacaba la bici, pues he ampliado un poquillo la vuelta. Al salir ya me di cuenta de una cosa: que la cuesta de Matarranas se baja mucho mejor que se sube (un descubrimiento empírico). Aun así, me esforcé por hacerlo bien y subí a buen ritmo. Después tocaban las hoyas de San Julián (más fáciles en este sentido), donde aproveché bien la inercia de bajada en la primera para ascender. En la segunda no lo hice tan bien, pero lógicamente, con las fuerzas casi intactas, el ritmo no estuvo mal. Una vez arriba, quedaba el camino de la Higuera (dificultado únicamente por el viento) hasta la gasolinera, bajar a la fuente de Guimaré y subir hasta el sendero para cumplir con la misión Jail Trail (siempre queda más elegante en inglés). Disfruté como siempre con las curvas y vaivenes hasta que llegué cerca de la zona Z (bueno, me confundí y paré un poco antes). Salí por la derecha con cuidadín para no caerme por el talud -la parte más peligrosa del nuevo tramo- y bordeé las rocas hasta situarme detrás de la valla. Desde ahí hay una uve bastante pronunciada (tanto de bajada como de subida). Bajé despacio y subí lo que pude, pero entre que no había cambiado a tiempo y que el Manolón no es buen subidor -algún defecto tenía que tener- me tocó hacer a pata los últimos metros. A pesar de eso, me gusto mucho el recorrido. Luego enlacé con terreno conocido para seguir disfrutando hasta la tremenda bajada que acaba en la ciudad. Fenomenal. Como que casi hay que agradecer que hayan puesto las vallas. ¡Demos gracias al señor!

Kommentarer

    Du kan eller den här leden