-
-
1 190 m
533 m
0
7,0
14
28,1 km

Visad 511 gånger, ladda ned 4 gånger

i närheten av Escobar, Murcia (España)

Os presento un estupendo recorrido circular o por mejor decir, rectangular, realizado en sentido contrario a las manecillas del reloj, entre las sierras del Quipar y Burete con un desnivel acumulado en positivo próximo a los 1800 metros, y una distancia entre los 28 y 29 km según sea la precisión del gps que compute.
A l@s máquinas del Trail Run les puede servir como magnífico entrenamiento de sábado o domingo para entrenar no solo la Falco sino otras pruebas y a los demás, para corriendo o andando, echar el hígado al paso de algunos tramos y de camino, y nunca mejor dicho, disfrutar del espléndido paisaje begastrilense que a nadie puede dejar indiferente.
El recorrido es muy corrible. Se ha tratado de combinar caminos y sendas y algunos tramos que discurren a través de la Falco pero en sentido inverso, es decir, que la morra Zenón, Collado Alto y el Campanario los subiremos en vez de bajarlos, al contrario de como se hace en la prueba oficial de la Falco.
Si se decide salir corriendo desde el pueblo, los kilómetros obviamente aumentan.
Pero en mi caso que la hice andando, dejo el coche debajo de un pino, próximo a la antigua carretera C415, camino del campo de tiro, y desde allí, inicio el recorrido buscando como se observa en el track, la bonita senda que discurre por las inmediaciones de la fuente Cagueta.
Cuando llegamos al paraje Llano de la Cueva, giramos a nuestra derecha para conectar con el canal del Taibilla y pasando por ese cortijo tan singular sembrado de perifollos con que nos encontramos en la Pollera, seguimos por el camino hasta llegar a una bifurcación de sendas en la que decidiremos si deseamos pasar el trago vertiginoso de cruzar el puente romano por su estrecho corredor o preferimos no arriesgarnos a sufrir un vahído mientras lo atravesamos y cogiendo la otra alternativa a nuestra derecha, cruzamos el río Quipar, conectamos con la carretera del Paraíso y al poco, torcemos otra vez a mano derecha para coger una pintiparada senda que nos ha de dejar justamente al pie del As de Copas.
Esta ya emblemática escarpa y la siguiente de La Morra se hace como en la Falco suele ser uso corriente, y superadas ambas y unos metros antes de llegar a los merenderos de la Hoyaleja, se coge otra vez a la derecha para hacer la Morra Zenón en sentido contrario al acostumbrado. Rapidísima y técnica bajada en la que hay que poner los sentidos alerta, extremando las precauciones, si no queremos dar con nuestro querido trasero, en el áspero pedregoso terreno.
Subir en vez de bajar Collado Alto nos parecerá que nos topamos con un nuevo As de Copas, pues nada tiene que envidiar a este, de ahí que como de ases se trata la cosa, haya bautizado bajo mi cuenta y riesgo a esta nueva subida como AS DE BASTOS, que por lógica inducción, da lugar al título del track que ahora nos ocupa.
A la altura más o menos del Embudo, giramos a nuestra izquierda buscando el tramo que se estrenó en la Falco 2015, que viene de la pista de la Umbría del Campanario, una vez bajado este, por el que resulta tan técnico y trepidante descenso.
Seguiremos yendo a contracorriente y si acaso en dirección prohibida (es un decir) hacia la cima del Campanario.
La corta pero terrorífica subida es de las que hacen afición.
Contra todo pronóstico y mi gran sorpresa, las cuerdas que en su día instalaron en lo más vertical y espantoso de aquella bajada, que en esta ocasión es de subida, todavía permanecen.
Supondrán una gran ayuda y alivio en la ascensión del tramo final a la cúspide del Campanario, por cuanto a esas alturas del recorrido, ni las piernas ni el corazón tienen palabras bastantes para saber expresar lo que ya han sufrido.
Intentaremos bajar por el mismo itinerario de subida, pero a veces se hace harto complicado el poder conseguirlo pues varias trochas nos salen a un lado y otro en sucesión difusa, por lo que en algunos momentos la bajada se hace harto penosa.
A mitad de ladera la visibilidad de la senda mejora y tras cruzar la carretera nos enfrentamos a un nuevo desafío, esto es, la larga subida, bonita y exigente hacia El Pico del Águila.
Desde aquí hasta cerrar el círculo para volver al punto de inicio se puede decir que se puede colocar nuestra programación automática en el modo “corredor”, pues todos son sendas y pistas, incluida la eximia K4, que a más de un@ sorprenderán por su coqueto y deleitoso trazado.
No digo más.
Que os aproveche.

Kommentarer

    You can or this trail